Las Escuelas Nacionales de Arte de Cubanacan (ENA), fueron construidas entre el 1961 y 1963, por decisión del Gobierno Cubano, sobre el sitio del exclusivo Country Club de La Habana, para crear un conjunto destinado a la enseñanza del arte en el país cubano. Los proyectista fueron el cubano Ricardo Porro (Arte Plastica, Danza), y los italianos Vittorio Garatti (Musica, Ballet) y Roberto Gottardi (Arte Escenica). Las Escuelas representan, como universalmente reconocido, el más alto nivél de expresión arquitectonica del periodo post-revolucionario. Construidas con limitadas medidas y utilizando la técnicas de las bóvedas catalanas, relacionada a las obras de Antonio Gaudi’ y de Edoardo Torroja, junta a la utilización oportuna del hormigon armado, fueron un expléndido exemplo de taller de proyecto y constructivo. Lamentablemente, no fueron construidas en su totalidad, y eso provoco’ una utilización variada y limitadas de los espacios. Solo Arte Plastica y Danza fueron cumplidas, Ballet cumplida pero jamás utilizada, Musica y Arte Escenica cumplidas en parte y no propriamente utilizadas. En los primeros años de este siglo, debido a las situación de degrado por falta de mantenimiento, La Escuelas Nacionale de Arte se incluyeron en la lista de obra con riesgo de la World Monument Watch. Sucesivamente, a este fín, se creo’ el Centro Inversionista de Cultura, cuyo principal objetivo era realizar los procesos de rstauración, ampliación y refuncionalizacíon de todo el conjunto, asi’ como el desarrollo de nuevas instalaciónes, reconocidas como necesarias para convertirlo en la futura “Universidad de las Artes”. Fueron ejecutadas muchas investigaciones científicas para aclarecer las razones de los daños, principalmente de caracter estructural, y fue’ hecho un adecuado proyecto de recuperación, aprovechando también de las sugerencias de los primeros proyectista Porro, Garatti y Gottardi. Al momento estan cumplida la recuperación de la Escuela de Danzas de Porro y casi terminada la de la Escuela de Arte Plastica del mismo Porro. Las dos se estan recuperando bajo la supervisión arquitectonica y historica de la Oficina del Historiador de La Habana Vieja (Patrimonio del Unesco). Estas dos Escuelas son las que más han sufridos de patologías de daños de caracter estructural. Entre otros, particularmente, el pasillo de Arte Plastica sufre de un situación de grietas interesante, que alguien refiere aparecidas inmediatamente sucesiva a la contrucción, difundida en las columnas de apoyo de la bóveda, que, investigaciones numéricas y ensayos de materiales, han relacionado, entre otras, a un posible “error de forma” de las mismas columnas. Aprovechando de una pasantia alla’ de un estudiante universitario florentino finalizada a su tesis en arquitectura, a lo interior de los acuerdos culturales de la Universidad de Florencia con la Oficina del Historiador de La Habana, la ponencia quiere, no solamente contar sobre el tema de la recuperación en general y sul estado del arte de ella, sino dar cuenta de una contribución al debate, todavía presente, sobre la individuación de las causas del daño estructural. El pasillo ha sido modelado con un codigo de cálculo de asunto general, construido de parte del grupo de investigación florentino, para la determinación del grado de estabilidad de arcos y bovedas en mamposteria. El codigo utiliza contenidos teoricos desarrolados a salir de la teoria de estabilidad de arcos y bovedas de J. Heyman. Interesantes resultados se presentan y se comentan, para un enriquecimiento del conocimiento de las Escuelas.

La recuperación arquitectonica y estructural de Las Escuelas de Arte de Cubanacán, en La Habana, Cuba / M. Paradiso. - STAMPA. - (2006), pp. 100-105. ((Intervento presentato al convegno 11° Convegno Internazionale "Forum UNESCO - University and Heritage" tenutosi a Firenze nel 11-17 settembre 2006.

La recuperación arquitectonica y estructural de Las Escuelas de Arte de Cubanacán, en La Habana, Cuba

PARADISO, MICHELE
2006

Abstract

Las Escuelas Nacionales de Arte de Cubanacan (ENA), fueron construidas entre el 1961 y 1963, por decisión del Gobierno Cubano, sobre el sitio del exclusivo Country Club de La Habana, para crear un conjunto destinado a la enseñanza del arte en el país cubano. Los proyectista fueron el cubano Ricardo Porro (Arte Plastica, Danza), y los italianos Vittorio Garatti (Musica, Ballet) y Roberto Gottardi (Arte Escenica). Las Escuelas representan, como universalmente reconocido, el más alto nivél de expresión arquitectonica del periodo post-revolucionario. Construidas con limitadas medidas y utilizando la técnicas de las bóvedas catalanas, relacionada a las obras de Antonio Gaudi’ y de Edoardo Torroja, junta a la utilización oportuna del hormigon armado, fueron un expléndido exemplo de taller de proyecto y constructivo. Lamentablemente, no fueron construidas en su totalidad, y eso provoco’ una utilización variada y limitadas de los espacios. Solo Arte Plastica y Danza fueron cumplidas, Ballet cumplida pero jamás utilizada, Musica y Arte Escenica cumplidas en parte y no propriamente utilizadas. En los primeros años de este siglo, debido a las situación de degrado por falta de mantenimiento, La Escuelas Nacionale de Arte se incluyeron en la lista de obra con riesgo de la World Monument Watch. Sucesivamente, a este fín, se creo’ el Centro Inversionista de Cultura, cuyo principal objetivo era realizar los procesos de rstauración, ampliación y refuncionalizacíon de todo el conjunto, asi’ como el desarrollo de nuevas instalaciónes, reconocidas como necesarias para convertirlo en la futura “Universidad de las Artes”. Fueron ejecutadas muchas investigaciones científicas para aclarecer las razones de los daños, principalmente de caracter estructural, y fue’ hecho un adecuado proyecto de recuperación, aprovechando también de las sugerencias de los primeros proyectista Porro, Garatti y Gottardi. Al momento estan cumplida la recuperación de la Escuela de Danzas de Porro y casi terminada la de la Escuela de Arte Plastica del mismo Porro. Las dos se estan recuperando bajo la supervisión arquitectonica y historica de la Oficina del Historiador de La Habana Vieja (Patrimonio del Unesco). Estas dos Escuelas son las que más han sufridos de patologías de daños de caracter estructural. Entre otros, particularmente, el pasillo de Arte Plastica sufre de un situación de grietas interesante, que alguien refiere aparecidas inmediatamente sucesiva a la contrucción, difundida en las columnas de apoyo de la bóveda, que, investigaciones numéricas y ensayos de materiales, han relacionado, entre otras, a un posible “error de forma” de las mismas columnas. Aprovechando de una pasantia alla’ de un estudiante universitario florentino finalizada a su tesis en arquitectura, a lo interior de los acuerdos culturales de la Universidad de Florencia con la Oficina del Historiador de La Habana, la ponencia quiere, no solamente contar sobre el tema de la recuperación en general y sul estado del arte de ella, sino dar cuenta de una contribución al debate, todavía presente, sobre la individuación de las causas del daño estructural. El pasillo ha sido modelado con un codigo de cálculo de asunto general, construido de parte del grupo de investigación florentino, para la determinación del grado de estabilidad de arcos y bovedas en mamposteria. El codigo utiliza contenidos teoricos desarrolados a salir de la teoria de estabilidad de arcos y bovedas de J. Heyman. Interesantes resultados se presentan y se comentan, para un enriquecimiento del conocimiento de las Escuelas.
11° Convegno Internazionale "Forum UNESCO - University and Heritage"
Firenze
11-17 settembre 2006
M. Paradiso
File in questo prodotto:
Non ci sono file associati a questo prodotto.

I documenti in FLORE sono protetti da copyright e tutti i diritti sono riservati, salvo diversa indicazione.

Utilizza questo identificativo per citare o creare un link a questo documento: https://hdl.handle.net/2158/360416
Citazioni
  • ???jsp.display-item.citation.pmc??? ND
  • Scopus ND
  • ???jsp.display-item.citation.isi??? ND
social impact